miércoles, 16 de abril de 2014

Ideas sobre qué escribir en un blog


Si tienes un blog es muy probable que te hayas encontrado muchas veces en la tesitura de ¿y ahora sobre qué escribo? Tranquilo, le pasa a todo el mundo. La falta de inspiración es un mal que visita de vez en cuando pero no es el fin del mundo. Cuando vas cogiendo experiencia en esto de hacer posts vas recopilando algunos recursos que te pueden aportar ideas sobre qué escribir en un blog y hacerte ver la luz al final del túnel en esos momentos en los que todo parece más bien oscuro.



En este post te aportaremos algunas de estas ideas o recursos para escribir un post que pueden serte de utilidad:

  • Investiga tendencias. Si quieres que tu blog tenga valor es importante elegir temas que interesen al público. Una manera de saber qué temas son los adecuados es analizar las tendencias de búsqueda de los usuarios. Para ello se pueden utilizar herramientas como Google Trends con la que se puede conocer la cantidad de búsquedas que tiene cada término en Google.
  • Busca en Google. Otro modo de analizar las tendencias de búsqueda es poner el tema sobre el que quieres escribir en Google y ver las sugerencias de búsquedas que muestra el buscador. Así, por ejemplo, para escribir en este blog podríamos poner “marketing de contenidos” en el buscador y ver las sugerencias que nos ofrece Google.
  • Hablar de temas de actualidad. Dependiendo de la temática de tu es blog es posible que hacer un repaso por los temas actuales te dé alguna idea. Puede tener distintos enfoques como una reflexión personal sobre algo, un post con las claves sobre una situación, etc…
  • Revisa las redes sociales. Una manera de saber los temas que interesan a la gente es hacer un repaso por las redes sociales y ver los temas sobre los que más se habla. Twitter es un buen aliado para esto.  
  • Invitar autores a tu blog. Pedir a otras personas que participen en tu blog es una idea muy interesante y enriquecedora ya que no solo consigues que otras personas aporten temas en tu blog, sino que también ofrecerán otras perspectivas y puntos de vista distintos de los tuyos.
  • Leer otros blogs. Seguir los blogs de otras personas puede ser muy inspirador y darte buenas ideas. No se trata de copiar, sino de sacar ideas sobre las que escribir.
  • Reciclar antiguos post. Si tu blog ya tiene un largo recorrido puedes rescatar algún post que publicaste hace tiempo y que pienses que puede ser interesante volver a publicar o que pueda tener más repercusión ahora.
  • Hacer listas. Esta técnica es muy recurrida y bastante popular entre los blogs. Consiste en hacer una enumeración de cosas relacionadas con el tema del post. Por ejemplo: “10 ideas sobre las que escribir un post”.
  • Preguntas frecuentes. Es probable que revisando los comentarios de tus usuarios en tus post te encuentres con dudas que se repiten. Pueden revisarlas y hacer un post con preguntas frecuentes. Es una idea muy práctica y que seguro que interesará a muchos de tus lectores.
  • RSS reader. Revisa tu lector de feeds para ver los temas sobre los que se ha publicado en los blogs o webs que sigues. Es posible que se te ocurra algún tema relacionado.
  • Inspírate en tus propias experiencias. Seguramente te habrás visto en más de una situación que se podía relacionar con un tema para un post. Pues bien, ¡aprovéchala! Apoyarte en tus propias experiencias es un buen recurso que, además de ideas, aportará un sello personal a tus post.
  • Tutoriales. Se trata de explicar cómo hacer algo o qué es algo en un post. Puedes hacerlo con un vídeo o simplemente escribirlo en el post, lo que tú prefieras. Los prácticos y útiles suelen tener buena acogida.
  • Lee libros. Leer libros relacionados con la temática de tu blog seguramente te aportará varias ideas sobre las que escribir.
  • Escribe sobre tus productos o servicios. No se trata de vender tu producto claramente sino de hablar sobre él, explicar para qué sirve o sobre el sector en el que se mueve.
  • Habla con la gente. Charlar con los amigos es una fuente de inspiración importantísima. En las conversaciones que mantengas con los demás puedes encontrar muchas ideas sobre cosas que no conoces o los temas que interesan a otros. ¡Habla, habla! Y, sobre todo, ¡escucha!.
  • Evádete. Si ves que no te viene la inspiración de ninguna manera, sal a la calle. A veces forzar la máquina no es la solución. Sal a la calle, haz ejercicio, da un paseo, tómate una cerveza con algún amigo… lo que sea. Lo importante es que salgas, te evadas y te diviertas. Ya verás como la inspiración vuelve y afloran nuevos temas e ideas.
  • Recurre a un profesional. Si después de todo mantener un blog y escribir de manera periódica en él sigue siendo un suplicio para ti, no te preocupes, tampoco es el fin del mundo. Puedes recurrir a un profesional o una agencia de marketing de contenidos. No todo el mundo disfruta de escribir en un blog o tiene tiempo para ello, así que tranquilo, si es tu caso puedes recurrir a profesionales que lo hagan por ti para que tú puedas dedicarte a lo que realmente te gusta.     

Y tú, ¿dónde encuentras la inspiración?